Arrugas, signos visibles del envejecimiento en el rostro y cuello

Conforme envejecemos, la piel y los músculos del rostro pierden tonicidad. Con esta intervención se consigue detener este deterioro y mejorar los signos más evidentes del envejecimiento. El lifting facial trata las estructuras más profundas de los tejidos faciales y del cuello. Esta intervención consiste en corregir la flacidez y caída del rostro mediante la remoción del exceso de piel y ascenso de tejidos profundos, contribuyendo a recuperar un rostro más fresco, descansado y juvenil manteniendo la naturalidad del rostro. Mejora las señales más visibles de envejecimiento quitando el exceso de grasa, apretando músculos subyacentes y recolocando la piel de la cara y cuello. Al elevar los tejidos, se vuelve a tener proporciones juveniles en la cara. Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación. El lifting de la cara y el cuello devuelve la firmeza perdida y rejuvenece el aspecto.

Ver más tratamientos

Contáctanos y agenda una evaluación con nosotros