Complejos con la forma de la nariz.

La Rinoplastia o cirugía de nariz es un procedimiento quirúrgico empleado para modificar la forma de la nariz. La nariz ocupa una posición central en la cara, por lo que es el elemento más visible y que confiere un rasgo característico esencial.  El objetivo de la Rinoplastia es conseguir una nariz integrada dentro del resto de la cara, para proporcionar una expresión agradable y armónica. La Rinoplastia se realiza no sólo con fines estéticos, sino también para corregir problemas respiratorios, secuelas de traumatismos y problemas congénitos. Para la Rinoplastia podemos optar por utilizar anestesia local con sedación o anestesia general, dependiendo de la complejidad del caso. La recuperación es progresiva y durante unos meses puede permanecer un mínimo de inflamación, por lo tanto, hasta aproximadamente unos 6 a 9 meses, no se puede considerar el resultado como definitivo.

Ver más tratamientos

Contáctanos y agenda una evaluación con nosotros